Canto al agua

Canto al agua

Libardo Gómez Sánchez, Neiva, marzo 20 de 2017

Imposible encontrar una mejor agrupación musical como Bahía Trío, para rendirles un homenaje a los defensores del agua, armados de la marimba de chonta, una palmera que habita los bosques tropicales, que provee un fruto delicioso, el chontaduro y cuyas láminas al golpe de baquetas producen un sonido amplificado por tubos de bambú, con la compañía de las notas melancólicas del chucho y el fondo grave del bombo que mantiene el pulso de la melodía, todos juntos nos transportan al rio, montados en una canoa de pambil, la marimba parece agua y el agua habla a través de la marimba, grita con sonidos agudos al mundo, tal como hacen los hábitat y los seres en peligro de extinción, dirigidos por el maestro Hugo Candelario, oriundo de Guapi en el Pacifico sur, a lo largo de la calurosa noche opita, las melodías se sucedían una tras otra, evocando la región con mayor pluviosidad del planeta , destruida a una velocidad impresionante por las multinacionales mineras y los extractores de madera, a un ritmo que de no atajarse, agotará  los elementos que permiten fabricar instrumentos tan prodigiosos en sonoridad y armonía.

La música fue un bálsamo para los campesinos y las comunidades afectadas por la represa del Quimbo, que refresca su incansable espíritu de lucha, aglutinados alrededor de Asoquimbo organización con la que continúan presentando los reclamos para que el Estado asuma el papel que debe cumplir y garantice que Enel-Engesa responda por los daños irreparables que ha causado; los curtidos rostros de los habitantes de la zona de influencia  del rio Magdalena, en especial de las abnegadas mujeres, son el testimonio vivo de las largas jornadas de amargura vividas a causa de la indolencia de quienes nos gobiernan, desplazados de sus anteriores labores, sin tierra, sin techo, sin trabajo, acosados por los cuerpos policiales cuando adelantan su pacífica protesta, agotan su paciencia, pero no socaban su convicción de defensa del agua como recurso vital de la humanidad, bien que le fue concesionado a la multinacional casi a perpetuidad.

Que no terminemos como en la Costa, demandados por la misma multinacional a la que se le canceló el manejo de Electrocaribe por su incapacidad para suministrar el fluido eléctrico a la región Caribe, otra de las consecuencias de las políticas de TLC, que protege al extranjero y lesiona el interés nacional; cantemos al agua derrotando a quienes nos mal gobiernan, démonos otra oportunidad.

Related posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *